INTRODUCCIÓN

PÁGINA DEDICADA A PACIENTES, PADRES DE FAMILIA Y FAMILIARES DE LOS PACIENTES CON LA FINALIDAD QUE ACLAREN SUS DUDAS EN RELACIÓN A LOS PROBLEMAS QUIRÚRGICOS Y CLÍNICOS QUE TENGAN SUS NIÑOS.

DATOS PERSONALES

Lima, Lima, Peru
MÉDICO CIRUJANO. Especialista en CIRUGÍA PEDIÁTRICA y MEDICINA PEDIÁTRICA. Ex JEFE del SERVICIO de CIRUGÍA PEDIÁTRICA y del DEPARTAMENTO de MEDICINA INFANTIL del HOSPITAL NACIONAL "EDGARDO REBAGLIATI MARTINS" de la SEGURIDAD SOCIAL en SALUD (EsSALUD). MÉDICO ASISTENTE del SERVICIO de CIRUGÍA PEDIÁTRICA del HOSPITAL NACIONAL "EDGARDO REBAGLIATI MARTINS" EsSALUD). MAGÍSTER en ECONOMÍA y GESTIÓN de la SALUD. DOCTOR en MEDICINA. PROFESOR DE CIRUGÍA PEDIÁTRICA de la FACULTAD DE MEDICINA HUMANA DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL "JOSÉ FAUSTINO SÁNCHEZ CARRIÓN" (HUACHO, LIMA, PERÚ). PROFESOR UNIVERSITARIO de POSTGRADO en la UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR de SAN MARCOS (LIMA. PERÚ), UNIVERSIDAD PARTICULAR "SAN MARTÍN DE PORRAS" (LIMA, PERÚ), UNIVERSIDAD NACIONAL "JOSÉ FAUSTINO SÁNCHEZ CARRIÓN" (HUACHO, LIMA, PERÚ)y de la UNIVERSIDAD PARTICULAR "RICARDO PALMA" (LIMA, PERÚ). Otros diplomas y estudios: CONCILIADOR EXTRA-JUDICIAL por el Ministerio de Justicia (MINJUS), EVALUADOR Y ACREDITADOR DE HOSPITALES por el Ministerio de Salud (MINSA) y CURSO BÁSICO DE DEFENSA Y DESARROLLO NACIONAL por el CENTRO DE ALTOS ESTUDIOS NACIONALES (CAEN).

miércoles, 12 de junio de 2013

EL NIÑO CON TALLA BAJA


Tanto los niños con talla baja como sus padres, se enfrentan a problemas psicológicos específicos. Uno de los problemas más importantes de los niños con talla baja, es que se les trata de una manera "más infantil", apropiada para su tamaño pero no para su edad, lo que puede afectar su autoestima. En el ámbito laboral y deportivo existe cierta descriminación en contra de la gente con talla baja. De allí la preocupación de los padres.

Las principales causas de consulta médica en la especialidad de endocrinología pediátrica son la talla baja y la obesidad y, en relación a esta última, de ha demostrado que una baja de peso ayuda al crecimiento de los niños. Se ha demostrado, también, que el 25% de los niños con baja estatura nacieron prematuramente y que en el 80% de los niños que presentan talla baja nunca se encuentra una causa. Por otro lado, sólo el 1% de los niños con baja estatura requieren tratamiento con la hormona del crecimiento (somatostatina). El inicio de la  menstruación en las niñas (menarquia) es un factor limitante de su crecimiento pudiendo crecer, sólo, hasta 7 cm. después de la misma.

Las tres causas básicas de talla baja son: talla baja constitucional, talla baja primordial o genética y talla baja patológica. Es fundamental para el paciente que su pediatra reconozca y diferencie, con bases clínicas, en cual de estas categorias cae la talla baja del niño antes de someterlo, innecesariamente, a una serie de investigaciones de laboratorio caras y complicadas.

Su pediatra deberá determinar si su niño ha estado creciendo normalmente antes de detener o enlentecer su crecimiento y si va a llegar a obtener una estatura adecuada en la vida adulta o, si su niño es pequeño y está destinado a ser de baja estatura en el futuro. Estas dos condiciones constituyen la talla baja constitucional y la talla baja primordial o genética, respectivamente. Al respecto, la evaluación de la curva del crecimiento es fundamental. Los niños con talla baja constitucional presentan una curva de talla que se queda atrás desde las primeras etapas del crecimiento pero finalmente adoptan curvas similares a las normales. Por su lado, los niños con baja talla primordial o genética no crecen bien desde la primera infancia pero, sin embargo, lo hacen a ritmos constantes y proporcinados a los niños normales. Es importantísimo llevar a la consulta la  tarjeta de seguimiento del crecimiento y desarrollo de su niño.

Los niños con talla baja patológica deben siempre ser investigados para darles el tratamiento adecuado. La talla baja patológica debe ser considerada cuando los niños no crecen o su patrón de crecimiento se ha detenido o disminuído. Determinada la causa su niño deberá recibir el tratamiento adecuado y la respuesta será el crecimiento de su niño. Su pediatra considerará el momento oportuno de enviarlo al endocrinólogo pediatra si demostrara que la detención de su crecimiento es una causa hormonal que, como ya he mencionado, se presenta sólo en el 1% de todos los niños con talla baja.

Entre las causas no hormonales de baja estatura en los niños tenemos a las enfermedades crónicas como la tuberculosis, el asma, las cardiopatías congénitas y adquiridas, las enfermedades renales y, sobretodo, la desnutrición infantil. Todas ellas deberán recibir el tratamiento adecuado y oportuno.

Alrededor del 25% de los niños con baja talla patológica tienen una mala nutrición dentro del primeros cinco años de vida; de allí la importancia de una dieta adecuada y balanceada en esta etapa de la vida. Se recomienda una dieta variada que incluya todos los tipos de alimentos especialmente proteínas de origen animal por su alto valor biológico. No se debe dejar de lado los cereales, como la quinua y la kiwicha, las frutas y las verduras.

Para mayor información recurrir a:
www.econosaludpediatrica.com

    

jueves, 6 de junio de 2013

CRIPTORQUIDIA (TESTÍCULO NO DESCENDIDO).


La criptorquidia o testículo no descendido es la ausencia del testículo en su bolsa escrotal respectiva. Puede ser unilateral (ausencia del testículo en una bolsa escrotal) o bilateral (ausencia de ambos testículos en ambas bolsas escrotales). Se presenta desde el nacimiento y puede estar asociada a otras malformaciones congénitas y síndromes severos y dismórficos.

Las causas de la falta del descenso testicular son variadas y hasta ahora, discutibles pero las más aceptables son las causas mecánicas (las más frecuentes y sobre todo, hernia inguinal) y las hormonales (ínfima incidencia).

Se presenta en el 3% de los recién nacidos a término de la gestación y hasta en el 33% de los prematuros. La mayoría de los testículos terminan de descender dentro de los primeros 12 meses de vida lo que hace que al final del primer año de vida, la incidencia de criptorquidia se reduzca sólo al 1% de todos los infantes. Es muy poco probable que desciendan después de este período de tiempo.

El diagnóstico se hace mediante la exploración del niño al momento de nacer. Obviamente la bolsa escrotal estará vacía. La conducta a seguir es la observación del niño durante el primer año de vida para la toma de decisiones por cuanto la criptorquidia tiene implicaciones futuras en la fecundidad y en la presentación de tumores testiculares malignos. Se deberá determinar en este lapso de tiempo si ella es la única malformación congénita o está asociada a otras, sobre todo malformaciones urológicas, o se dará el tratamiento hormonal correspondinte si se determinó que esta es la causa de la falta del descenso testicular. 

Si pasado este tiempo, y habiendo realizado todas todas acciones médicas necesarias, el o los testículos no descienden a sus respectivas bolsas escrotales el niño deberá ser intervenido quirúrgicamente. La intervención quirúrgica consiste en descender el testículo y fijarlo en su bolsa escrotal.

Ante la presencia de criptorquidia debe llevar a su niño al cirujano pediátrico para su correcto seguimiento y decisión del momento oportuno para la intervención quirúrgica.

Para mayor información recurrir a:
www.econosaludpediatrica.com