INTRODUCCIÓN

PÁGINA DEDICADA A PACIENTES, PADRES DE FAMILIA Y FAMILIARES DE LOS PACIENTES CON LA FINALIDAD QUE ACLAREN SUS DUDAS EN RELACIÓN A LOS PROBLEMAS QUIRÚRGICOS Y CLÍNICOS QUE TENGAN SUS NIÑOS.

DATOS PERSONALES

Lima, Lima, Peru
MÉDICO CIRUJANO. Especialista en CIRUGÍA PEDIÁTRICA y MEDICINA PEDIÁTRICA. Ex JEFE del SERVICIO de CIRUGÍA PEDIÁTRICA y del DEPARTAMENTO de MEDICINA INFANTIL del HOSPITAL NACIONAL "EDGARDO REBAGLIATI MARTINS" de la SEGURIDAD SOCIAL en SALUD (EsSALUD). MÉDICO ASISTENTE del SERVICIO de CIRUGÍA PEDIÁTRICA del HOSPITAL NACIONAL "EDGARDO REBAGLIATI MARTINS" EsSALUD). MAGÍSTER en ECONOMÍA y GESTIÓN de la SALUD. DOCTOR en MEDICINA. PROFESOR DE CIRUGÍA PEDIÁTRICA de la FACULTAD DE MEDICINA HUMANA DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL "JOSÉ FAUSTINO SÁNCHEZ CARRIÓN" (HUACHO, LIMA, PERÚ). PROFESOR UNIVERSITARIO de POSTGRADO en la UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR de SAN MARCOS (LIMA. PERÚ), UNIVERSIDAD PARTICULAR "SAN MARTÍN DE PORRAS" (LIMA, PERÚ), UNIVERSIDAD NACIONAL "JOSÉ FAUSTINO SÁNCHEZ CARRIÓN" (HUACHO, LIMA, PERÚ)y de la UNIVERSIDAD PARTICULAR "RICARDO PALMA" (LIMA, PERÚ). Otros diplomas y estudios: CONCILIADOR EXTRA-JUDICIAL por el Ministerio de Justicia (MINJUS), EVALUADOR Y ACREDITADOR DE HOSPITALES por el Ministerio de Salud (MINSA) y CURSO BÁSICO DE DEFENSA Y DESARROLLO NACIONAL por el CENTRO DE ALTOS ESTUDIOS NACIONALES (CAEN).

jueves, 10 de noviembre de 2011

AUTOMEDICACIÓN EN LOS NIÑOS.

La automedicación de los niños es una costumbre bien arraigada entre los padres de familia motivada, principalmente, por razones económicas, pero, esta mala costumbre puede ocasionar problemas inmediatos o tardíos en los niños, derivados de reacciones alérgicas inmediatas o mediatas o resistencia a los antibióticos por su uso indiscriminado.

Los medicamentos, así como tienen la capacidad de curar enfermedades, también pueden ocasionar efectos adversos que pueden poner en peligro la salud y hasta la vida de los niños. También hay que recordar que si un medicamento fue recetado por un médico en alguna oportunidad para una enfermadad específica no significa que, ante la presencia de síntomas parecidos en otra ocasión, deba ser utilizado nuevamente ya que puede tratarse de otro problema de salud que necesite otro tipo de medicamentos.

Por otro lado, cuando Ud. acude a una farmacia o botica a adquirir un medicamento, quien lo atiende es el dependiente, o sea el vendedor de las medicinas, y no el químico farmacéutico, quien en base a su conocimiento escaso o nulo le indica medicamentos que en la mayoría de casos no son necesarios y que sólo enmascaran la enfermedad al calmar los síntomas de la misma ya que no la curan.

Si su niño tiene fiebre no mayor de 38.5º C, estornudos, moco nasal (rinorrea) y tos, lo más probable es que se trate de un proceso viral (resfriado común) que no necesita antibióticos para su tratamiento. Sólo necesita abrigo, reposo y muchos líquidos tibios. Si la rinorrea o la tos fueran muy persistentes deberán acudir a su pediatra de confianza para que le sean prescritos sintomáticos para su alivio. Los antibióticos indicados por los vendedores de las farmacias y boticas sólo crean resistencia bacteriana ( los microbios ya no responderán nunca al antibiótico) eliminando la posiblidad de su uso futuro.

Otra situación similar se presenta con la diarrea y vómitos (gastroenteritis). La gran mayoría de ellas son producto de malos hábitos higiénicos, sobretodo, manos sucias. ¡ Por Dios, no son infecciosas !. Si su niño presenta vómitos y diarrea y no está en mal estado general, no tiene fiebre mayor de 38.5ºC, si el volumen de la deposición es moderado y no presenta ni moco ni rasgos de sangre en la deposición; lo más probable es que se trate de una diarrea simple y común, no bacteriana y por lo tanto se curará sólo con dieta e hidratación oral. No necesita medicamentos de ningún tipo. Cuando los padres acuden a las farmacias y boticas los vendedores son muy llamados a indicar sulfas (sulfametoxazol + trimetroprin) lo que agrava la diarrea al ocasionar la pérdida de la flora bacteriana protectora normal (microbios buenos) lo que conduce a más diarrea y al alargamiento de la fase de la enfermedad. De persistir el problema acuda a su pediatra de confianza.

Me he permitido estos dos ejemplos por ser los más frecuentes motivos de automedicación en pediatría.

Los padres deben seguir los siguientes consejos:
1. Debe seguir el tratamiento indicado por su médico aunque su niño mejore por cuanto está dirigido a curar la enfermedad y no a calmar los síntomas. Si le son prescritos antibióticos debe completar la totalidad de días indicados así su niño haya mejorado clínicamente.
2. De persistir algunas molestias después de terminado el tratamiento, debe consultar con su pediatra de confianza para que evalúe la necesidad de seguir con el tratamiento o modificarlo. Nunca cambie por si mismo la medicina indicada.
3. Hay medicamentos que pueden ser vendidos sin receta médica. En este caso consulte con el químico farmacéutico de la farmacia o botica a donde acuda y no compre los que el vendedor le ofrezca. Es su derecho.
4. Nunca cambie, por ningún motivo, su receta médica, exija su cumplimento.

Para mayor información acuda a:
www.econosaludpediatrica.com